La abuela, hizo de improvisada matrona.

A Carmen no le dio tiempo a llegar al hospital y dio a luz a la pequeña Leire en el coche, acompañada del papá y los abuelos. Los nervios y la angustia de esta madre sevillana de Isla Mayor fueron aplacados por la abuela, que hizo de improvisada matrona.

Con la bebé ya casi fuera consiguieron llegar al centro de salud más cercano. Allí, un médico comprobó que Leire había nacido en perfecto estado de salud y la madre también estaba bien. Ahora Carmen y su niña se recuperan en el hospital.