La pequeña padecía un tumor cerebral

"Un niño pequeño no debería tener que despedirse de su compañera de juegos, su mejor amiga, su hermanita", lamenta el padre de los niños. La fotografía ha emocionado a miles de usuarios de las redes sociales. El padre de una niña de 4 años que luchó con valentía contra un tumor cerebral inoperable ha publicado una foto de su hermano, de 6 años, consolando a la pequeña en sus momentos finales en el hospital. Adalynn Sooter, de Arkansas, fue diagnosticada con un tumor de tronco encefálico infantil (DIPG, sus siglas en inglés) en noviembre de 2016. El DIPG es un tumor cerebral altamente agresivo y difícil de tratar que se encuentra en la base del cerebro. Addy, como la llamaban en casa, pasó por 33 rondas de radiación y viajó a México con la esperanza de que un tratamiento experimental pudiera funcionar, pero el tumor continuó creciendo.

Matt Sooter, el padre de los niños, cuenta en la página de Facebook 'Hope for Addy Joy - Fighting DIPG' que la familia había pasado las últimas semanas haciendo tantos recuerdos como pudieron, pero tuvieron que volver al hospital el pasado 1 de junio. "Un niño pequeño no debería tener que despedirse de su compañera de juegos, su mejor amiga, su hermanita", escribió Sooter en la página de Facebook de la familia. Addy murió el 3 de junio, solo unas horas después de la emotiva foto.