Ha fallecido a los cuatro años de haber dado a luz.

La familia de Sharista Giles ha anunciado mediante Facebook que la joven falleció el pasado lunes 21 de mayo tras haber estado tres años y medio en coma como resultado de un accidente de coche que la dejó gravemente herida. Ocurrió en 2014, cuando Giles, que estaba embarazada de cuatro meses, volvía a su casa en Sweetwater de un concierto con unos amigos que había tenido lugar en Nashville. De repente, el conductor del vehículo impactó contra una valla y a pesar de que todos los amigos de Giles salieron caminando del vehículo en aparente buen estado, la joven no respondía: estaba en coma. Poco después, su bebé nació sano y la familia de la joven se hizo cargo de él, con la esperanza de que Giles se recuperara algún día y conociera a su hijo, pero esto nunca ha ocurrido.

"Decir esto entristece mi corazón, pero todos sabemos que ella ya no está sufriendo. Ha ganado sus alas. Ha estado tres años y medio sufriendo y ahora se regocija con nuestro padre celestial. Ella puede caminar, hablar, cantar, bailar y tener esa hermosa sonrisa de nuevo. Descansa en paz, dulce ángel. Te amamos y te echamos de menos. Nos aseguraremos de que tu hijo sea amado y cuidado. Vuela alto y esparce tus alas", dice el mensaje publicado en Facebook en el que la familia revela su fallecimiento.