Tenía una orden de alejamiento y maltrataba a otros de sus hijos

El agresor, de 22 años, ha sido detenido por propinar puñetazos y golpes a su novia, mientras tenía al hijo de ambos en brazos, y por agredir a los agentes que fueron a arrestarle, que resultaron heridos. Los agentes acudieron la pasada madrugada al domicilio de ambos, en el distrito de Latina, tras recibir una llamada de un vecino que denunciaba una posible agresión de un hombre a su pareja.

Al llegar vieron que la víctima, de 21 años, se encontraba en el salón de la casa con su hijo lactante en brazos, bastante nerviosa y agitada por la agresión sufrida. Estaba junto a su supuesto agresor, que mostraba una actitud violenta y continuaba insultándola incluso delante de los agentes.

Según informó la mujer a los policías, después de que una de las agentes la calmara y separara del hombre, ella recibía agresiones de forma habitual y, en este episodio en concreto, había sufrido varios golpes y puñetazos mientras tenía al bebé de ambos en brazos. El hombre, según el relato de la víctima, tuvo una orden de alejamiento que había finalizado en enero y no solo acostumbraba a golpearla a ella, sino que también agredía a su madre y a los dos hijos que compartía con la víctima.