Haré que te sientas orgulloso de mi amor

Una jornada calurosa de agosto terminó de forma trágica cuando Blake y otros dos amigos se zambulleron en las aguas de la costa de Gales (Reino Unido) para refrescarse. Las fuertes corrientes de la zona los alejaron de la playa. Los tres fueron rescatados pero Blake no superó los síntomas de ahogamiento y tuvo que ser hospitalizado. Los médicos le diagnosticaron daños cerebrales irreversibles e incompatibles con la vida y aconsejaron a su familia su desconexión para evitarle sufrimientos innecesarios. Ante el inminente y fatal desenlace, Stephanie no lo dudó un instante y pidió pasar abrazado junto a su novio un último sueño para poder despedirse del hombre de su vida y dejarle partir con todo su amor.

La imagen de ese instante de unión en la cama del hospital de los dos jóvenes amantes fundidos en un abrazo eterno es lo que ha conmocionado a las redes con mensajes de duelo pero también de esperanza. Muchos se han aferrado a sus creencias para apoyar a Stephanie en esa dura despedida que ella ha sabido resumir al prometerle a Blake antes de ser desconectado que , esté donde esté, siempre "haré que te sientas orgulloso de mi amor".