No podrá comprobarse hasta que se realice la autopsia

Un submarinista aficionado ha encontrado este jueves un cadáver flotando en el mar, cerca de la costa, entre las localidades vizcaínas de Lekeitio y Ondarroa. Encontró el cuerpo sobre las dos y media de la tarde y después el cadáver fue rescatado por la Cruz Roja, que lo trasladó al puerto de Ondarroa. Por el momento el cuerpo no ha sido identificado.

Fuentes de la Guardia Civil han informado a Efe de que ya ha contactado con la Ertzaintza por si el cadáver pudiera corresponder con el de alguna de las dos mujeres que desaparecieron en Asturias a principios de marzo, algo que en cualquier caso no podría comprobarse hasta la realización de la autopsia y las pruebas de ADN.

La policía sospecha, por la descripción de la ropa, que el cadáver puede ser de una de las dos mujeres desaparecidas. En concreto, la fallecida portaba plumífero oscuro, botas altas y una camisa a cuadros.