Ha sido encontrada en el interior de un vehículo en Miranda de Ebro

Una mujer de mediana edad ha sido hallada muerta con signos de violencia en el asiento trasero de un coche, un Renault Mégane Scénic de color verde que presentaba restos de sangre en la puerta y se encontraba estacionado en la calle Río Ebro, a la altura de la Casa municipal de Cultura. Una mujer que transitaba por el lugar, al ver el cuerpo, ha entrado a un bar desde donde se ha dado el aviso a la Policía Nacional y Policía Local, que han enviado varias dotaciones al lugar y han acordonado la zona cortando un carril de circulación. Junto al vehículo donde se ha hallado a la víctima estaba aparcado otro coche, un Volkswagen Passat familiar de color gris, en el que también había restos de sangre en la puerta del asiento del copiloto. La forense ha llegado y se ha ordenado el levantamiento del cadáver, que ha sido trasladado después por un vehículo del Instituto de Medicina Legal hasta Burgos, donde se le practicará la autopsia.

Una grúa se ha llevado el vehículo en el que se ha encontrado a la víctima así como el que estaba estacionado a su lado. La Policía también ha buscado huellas en un tercer vehículo, también modelo Passat, aparcado al lado del primer Passat. Asimismo agentes han inspeccionado la zona del callejón que separa el edificio de la Cruz Roja y el de la Casa de Cultura. Se ha decretado el secreto de sumario y el suceso se está investigando como una muerte violenta, han trasladado fuentes de la investigación.