El fallecido iba a visitar a un amigo de la urbanización que le dijo que entrara por la puerta del garaje

La Guardia Civil investiga la muerte de un hombre que ha fallecido en la madrugada del sábado en Torrelodones aprisionado por una puerta corredera de un garaje de una urbanización de la localidad. La autopsia realizada a M.A.M.J., de unos 50 años, apunta a que el fallecimiento se produjo de forma "accidental". La Guardia Civil baraja también que el hombre, de nacionalidad española, quedó aprisionado con la cancela de entrada y salida de coches de una urbanización privada de la localidad. Fuentes familiares han explicado que el fallecido iba a visitar a un amigo de la urbanización que le dijo que entrara, ya que era habitual que los visitantes accedieran a la urbanización por la puerta del garaje. Sin embargo, según el relato de estas fuentes, el sensor de la puerta no funcionaba y no detectó su entrada.

En este sentido, estas fuentes familiares aseguran que el pasado año una persona fue golpeada en un brazo por la puerta, que según indican no cumplía los requisitos exigidos. "Alguien tendrá que responder de ello", señalan desde el entorno familiar del fallecido. El cuerpo fue hallado en el número 1 de la calle de José Sánchez Rubio tras una llamada al 112 realizada a las 00:07 horas del pasado sábado. Tras el aviso, una UVI móvil del Servicio de Emergencias Médicas de la Comunidad de Madrid se trasladó al domicilio. El cadáver fue trasladado por orden del juez de guardia de la localidad hasta el tanatorio de Collado Villalba.