Se le escapó a su abuela mientras ésta compraba en el establecimiento.

Un niño de 7 años ha muerto atropellado en una gasolinera de localidad zaragozana de Biota. El suceso, que ha conmocionado a esta pequeña población, se produjo cuando el pequeño se separó de su abuela mientras ésta compraba en el establecimiento. El mortal accidente se produjo a última hora de la tarde de este miércoles, en la gasolinera de Biota. El pequeño entró con la abuela en el establecimiento que hay en este punto del municipio. El niño se separó de la abuela, salió a la calle y en ese momento fue golpeado por un turismo conducido por una mujer que, casualmente, acababa de hacer unas compras en ese mismo establecimiento.

El niño fue golpeado y cayó al suelo mortalmente herido. Falleció poco después. Hasta el lugar se desplazaron servicios médicos de emergencia, que durante una hora trataron de reanimar al pequeño. Finalmente solo pudieron certificar su fallecimiento.