El rostro de la periodista completamente desfigurado

Victoria Marinova, 30 años, tenía una prometedora carrera como periodista. Era presentadora de un programa y directora de una televisión regional de Bulgaria. En su último programa reveló una trama de corrupción en la construcción de carreteras con fondos europeos. Una semana después ha aparecido su cuerpo sin vida en la ciudad de Ruse, en el norte del país, en la orilla del río Danubio. Marinova fue secuestrada, violada y golpeada hasta la muerte con tanta violencia, que su rostro quedó desfigurado. Las tareas de reconocimiento tardaron horas hasta que pudieron ponerle nombre

Las autoridades han explicado que investigan a gente con crímenes similares. La policía búlgara trabaja con todas las hipótesis abiertas, incluida su vida profesional y personal. Un brutal asesinato que genera aún más dudas en un país acusado regularmente de violar el derecho a la libertad de prensa. Según avanzan las investigaciones sobre el caso, se han designado diferentes unidades de expertos. Los criminalistas han asegurado que nunca habían visto un asesinato tan cruel. El primer ministro de Bulgaria, Boyko Borisov, ha mostrado su apoyo a las fuerzas de seguridad y ha asegurado que encontrarán al autor del crimen, cuya búsqueda está en manos de los mejores expertos.

La noticia ha conmovido a los compañeros de profesión de la periodista, algunos de los cuales ya se han pronunciado sobre su asesinato. "Cualquiera que sea el asesinato, debe ser revelado muy rápidamente porque tanto el poder como la sociedad lo necesitan", ha reivindicado la periodista Bogdana Lazarova en declaraciones recogidas por el diario búlgaro 'Blitz'. También ha lamentado los riesgos a los que se expone la profesión en un país como Bulgaria: "Es peligroso ser un ciudadano en nuestro país, es peligroso ser un periodista, y hay mucha autocensura en el gremio de periodistas. Eso es lo que vemos y es lo que estamos viendo por el sentimiento de impunidad, las cárceles están llenas". Stefan Tashev, otro compañero de profesión de la víctima, considera que las condenas no deberían "emitirse de antemano" y que el asesinato fue cometido "con mucha rabia". Asimismo, ha pedido que "no se manipule a la opinión pública" y ha expresado sus deseos de que el Ministerio de Interior cumpla con su deber y encuentre al culpable. Este lunes por la tarde, a las 18:30 horas esta previsto que se celebre una vigilia en memoria de Victoria Marinova en la plaza Sveta Nedelya en Sofía