Los buzos han retomado esta mañana el rescate de los niños que siguen atrapados en la cueva de Tailandia

Ayer, contra todo pronóstico, pudieron sacar sanos y salvos a cuatro menores. Los cuatro de más edad, que se encuentran bien y que fueron llevados a un hospital cercano, donde un equipo formado por los mejores sanitarios vela por su recuperación. Publicidad Los cuatro pequeños rescatados son Prajak Sutham de 14 años y al que llaman Note, Pipat Bodhi, de 15, Nattawut 'Tle' Takamsai, de 11 y Monhkhol Boonpiam, de 13, conocido como Mark y que fue el primero en salir de la cueva. Ayer las labores de rescate tuvieron que pararse para recargar las botellas de oxígeno. A primera hora de la mañana se han reanudado las labores de rescate de los ocho menores y su entrenador que aún siguen en el interior de la cueva.

Lo peor del rescate es un tramo que está completamente inundado de agua que además es muy estrecho, tan solo de 50 centímetros. Cada niño lleva dos monitores. Uno que le guía y otro que lleva las botellas de oxígeno. La muerte de unos de los buzos hace unos días ha hecho extremar más aún si caben las precauciones y han puesto distintas bombonas de oxígeno por el camino para que no se queden sin aire.

Los cuatro niños rescatados ya están en buen estado de salud en un hospital cercano, donde un equipo con los mejores médicos y enfermeras del país cuidan de ellos. Solo uno de los chicos, que tuvo que ser trasladado en hospital, está siendo examinado en profundidad.